Follow by Email

2/08/2012

¿Hablas Klingon?

Porque admitamosló, los escoceses no hablan inglés, hablan algo similar al klingon, o al menos eso es lo que me parece a mí. Es que ni siquiera para las palabras más elementales. Por ejemplo, cuando yo aprendía inglés (allá en la escuela), me decían que la manera correcta de saludar era con un "Hello", que es el equivalente a nuestro "Hola". Pero aquí no, aquí saludan con un "Hi there". Que traducido literalmente significaría "Hola allí". A ver esto puede tener sentido cuando hablas con alguien que está lejos, por ejemplo cuando hablas por teléfono, pero aquí lo usan para todo. Entras en una tienda y...


Dependiente: Hola allí.
Yo: ¿Allí dónde?
Dependiente: Estooo ¿Hola allí?
Yo: Que allí, ni que allá, si estoy aquí.
Dependiente: Que digo que hola.
Yo: Ah, pues hola.


A lo mejor el problema es mío que tiendo a ser demasiado literal.


Lo malo o lo bueno, de estar en un sitio donde cada vez que te hablan pillas una palabra de cada diez, es que las situaciones más comunes se convierten en una aventura. Por ejemplo, ayer me di cuenta de que a la tarjeta prepago de mi móvil inglés, se le estaba acabando el saldo. En España, la cosa hubiera sido muy simple, o bien vas a un cajero, en el cual tienes una opción de recargar cualquier tarjeta, simplemente introduces el número de teléfono, tecleas la cantidad que quieres cargar en tu tarjeta prepago y el dinero te lo descuentan de tu tarjeta de crédito. O bien vas a una tienda de telefonía, le dices al encargado que quieres recargar tu tarjeta, le dices tu número de teléfono y, previo pago, el se encarga de todo. Simple, sencillo y sin complicaciones.


Aquí, en Escocia, la cosa se complica, primero intenté ir al cajero, pero no salía por ninguna parte la opción de recargar mi teléfono, a lo mejor es que aquí los cajeros no tienen esa función o lo más seguro es que al ser mi tarjeta de débito de un banco extranjero, no permite hacer ciertas operaciones. Bueno, que no cunda el pánico, voy a la tienda de móviles y al mismo tiempo que recargo la tarjeta, practico el idioma. Llego a la tienda y me atiende el mismo dependiente que me vendió el teléfono, "Estupendo -pienso para mí- a este tío no se le entiende ni media palabra". El diálogo va más o menos así.


Dependiente: Hola allí.
Yo: Hola aquí.
Dependiente: ¿Cómo?
Yo: Nada, cosas mías. Que digo que vengo a recargar mi tarjeta prepago de teléfono.
Dependiente: Vale fdfhjdhjfdhjfdhjs (galimatías ininteligible y se me queda mirando).
Yo (asumo que me ha preguntado que cuanto dinero quiero cargar): Pues diez libras, que hoy me siento millonitis.
Dependiente: No, te pregunto que jbjhfkdhfkjdfkjsd (de nuevo un galimatías, decido que debe estar preguntando que cual es mi número de teléfono).
Yo: Pues espera que no me lo se, como nunca me llamo a mí mismo (saco el papel donde lo tengo apuntado). A ver, cero, uno...
Dependiente (esta vez habla más despacio y consigo medio entenderle): No que digo que de que compañía es la tarjeta.
Yo: Aaahhh, vale, es de Chupiguaifon.
Dependiente: Perfecto, te cargo diez libras. (el tipo me cobra y me da el ticket).
Yo: ¿Ya está? ¿No necesitas saber el número de teléfono?
Dependiente (me señala el ticket): No hace falta. Llamas al 4444 y tecleas este número que aparece aquí y ya está (el número tiene como 12 cifras). Bueno, esa es una opción, otra opción es djhfkjdshfkjsdhf (indescifrable).
Yo: ¿Me repites la opción 2, por favor?
Dependiente: Claro, la opción 2 es jfjkhdskjfhkjhfkjdsfhjk (más indescifrable aún).
Yo (mintiendo como un bellaco): Me ha quedado clarísimo, gracias.
Dependiente: Sin problema, aquí estamos para ayudar.


Salgo de la tienda, he sido incapáz de entender la opción 2, pero la opción 1 parece muy sencilla, vamos a probar. Llamo al 4444 y... aparece la clásica voz robótica, que me da la bienvenida a Chupiguaifon y empieza, con tono ininteligible a soltarme opciones.


Voz: Bienvenido a Chupiguaifon, si desea jkdjhfkjshf pulse 1, si desea jkkjfhkvjfhvjk pulse 2 y si desea nbndbvnmbdv pulse 3.


Cuelgo desesperanzado, ya me veo comprando un móvil nuevo. Lo intento un par de veces más, pero soy incapáz de pillarle el punto a la voz. Decido dejarlo e intentarlo al día siguiente.


Esta mañana durante el desayuno, le pido ayuda a Ilio, la jefa del hostal, que además de ser de Cádiz, es un cielo.


Yo: Echamé una mano, que a la voz esta no la entiendo.
Ilio: A ver. (llama al 4444 y se queda escuchando). A esta máquina no hay quien la entienda, pero creo que hay que darle al 1. (marcamos el 1)
Voz: Ha seleccionado recargar tarjeta prepago, para continuar seleccione una de las siguientes opciones. opción 1 hkjhkdhfkdfk, opción 2 kjkjhdjkhfjk, opción 3 jkhvghfh y opción 4 Destruir el Universo.
Illio: No lo he entendido muy bien, creo que la buena es la opción 3, de todas formas y hagas lo que hagas no pulses el 4.
Yo: Vaaale, pulso el 3.
Voz: Teclee el código. (asumo que se trata del número largo que hay en el ticket de la tienda y empiezo a teclearlo).
Illio: ¿crees que funcionará?
Yo: Aún no tengo claro si estoy tecleando el código para recargar mi tarjeta o los códigos secretos del Pentágono para arrasar Moscú con misiles nucleares.
Voz: Código correcto. Gracias.


Tras unos segundos de tensa espera, me llega un mensaje de texto confirmando que he recargado mi tarjeta prepago (Moscú está a salvo... por ahora).


Pero mis desventuras no han terminado aún, tras consultar mi agenda me doy cuenta, de que mañana tengo una cita en el ayuntamiento, resulta que hace una semana me pasé por allí para ver si tenían cursos de inglés para extranjeros, por lo visto si que tienen, así que me dieron una cita, con un profesor de allí para que pudiera evaluar de mi nivel de inglés y ponerme en el grupo adecuado. Cuando me dieron la fecha de la cita, también me dieron un número de teléfono al que tenía que llamar con 24 horas de antelación para confirmar que de verdad iba a asistir a la reunión. Supongo que lo hacen para verificar que de verdad tienes interés en aprender, porque obviamente a la persona a la que tienes que llamar para confirmar, no habla ni palabra de español. La cosa fue así. Cojo el teléfono, y llamo:


Chica al otro lado del teléfono: Hola allí. Ayuntamiento de Edimburgo. ¿En que puedo ayudarle?
Yo: Hola allí (ahora sí que tiene sentido). Que les llamo porque mañana tengo una cita con el señor Mc'Clowski y es para confirmar que efectivamente voy a aparecer.
Chica al otro lado del teléfono: Ah, muy bien. Dígame su nombre.
Yo: Raúl Ajenjo.
Chica al otro lado del teléfono: ..........
Yo (que ya me conozco el percal): Raúl... AR-EY-IU-EL ...Ajenjo EY-YAI-I-EN-YAI-OU.
Chica al otro lado del teléfono: Ahá, Raúl, vale.
Yo: Eso y llamo para confirmar y...
Chica al otro lado del teléfono: ¿Tú eres el que tiene la cita a la una y media?
Yo: ¿Cuántos Raúl Ajenjo tienes en tu lista?
Chica al otro lado del teléfono: ¿Cómo dice?
Yo: Bueno, si tienes que preguntarme si yo soy el Raúl Ajenjo que tiene la cita a la una y media, es que al menos tienes otro Raúl Ajenjo que tiene cita a otra hora.
Chica cabreada al otro lado del teléfono: Queda confirmada su cita, buenas tardes (cuelga).
Yo: Ahí, haciendo amigos.


En fin, ya veremos mañana que tal, si me fusilan por gracioso o me ponen en el grupo avanzado.


Seguiremos informando.

11 comentarios:

Tu tío Julio dijo...

Muy divertido tu blog.
¡Animo¡
@ en ingles es "at" creo

Ronin, Er Padawan dijo...

Gracias por los ánimos y por leer mi blog. Ciertamente lo de la arroba se dice "at", ya me lo han chivado por ahí y el punto "dot". Bienvenido al blog.

Juan M. Victoria AKA ErGoN dijo...

Hi there!!! me parto.. eso debe ser como aquí el 'que pacha' o el 'vaaamos' jeje
Suerte con el klingon...
Por cierto, cuando leo tus blog mi memoria de pez me da un complejooooo... me acordaré de los nombres de todos los enanos del Hobbit... pero de mis conversaciones de hoy ni papa ¿que yo he estado dónde y te he dicho quéeee? aaaaamos hombre!

Ronin, Er Padawan dijo...

Con lo que me cuesta parir una conversación en inglés, como para olvidarme de ella a los cinco minutos ;-)

Ramiro P Luna dijo...

Pues perdona que te diga, pero a mi me suena a klatchiano antiguo...

Por cierto me mola el nuevo tema que has puesto ;)

Dales duro y que sepan lo que vale un peine (en pesetas de las de antes)!!

Raquel Rojo dijo...

Hi there!
Me encantan las fotos que publicas, estas echo un artista!!!

Animo!! Ya veo que como el ingles lo tienes dominado y el klingon a puto.

¿Que tal el frío? ¿Se siguen congelando los charcos?

Seguiremos leyendote y avisanos si encuentras elfos, hobits, enanos o orcos, que eso no me lo pierdo!!!

Ra dijo...

Era "a punto" no lo otro que suena muy mal... jeje.
Lo dicho, que duro con los escoceses que no puedan contigo!!!

DarkCrow dijo...

Por ciertp que se me olvidó decirtelo en el comentario anterior:

DEJA DE IMITAR AL AGENTE ZANAHORIA!!!

Maca dijo...

Hola aquí!!
Me parto con tu blog. Lo miro todos los días a ver si hay novedades!!

Al final nosotros no vamos, pero todo se andará...

Sigue informando!

Un beso.

KalEl el Vigilante dijo...

Oh, pero cómo me río... ^_______^
Yo creo que el "hi there" está muy bien aplicado "here" es él, y por cerca que estés eso te convierte en "there": puro Coco de Barrio Sésamo.

PD: ¡FELIZ BIG CULO DAY!

Ronin, Er Padawan dijo...

Pues tienes razón Kal, y como dirían en Spaceballs, "Y cuando tienes razón, tienes razón" ;-)

Gracias por recordarme lo de Big Culo Day, ahora mismo me pongo a ello, que más vale culo tardío que ninguno. ^_^