Follow by Email

5/04/2012

El tour de las Highlands (sin bicicleta pero con autobús)

Los que me conozcáis un poco, sabréis que a mí no me gustan demasiado los tours. Yo prefiero viajar por mi cuenta, porque a menudo encuentro cosas fuera de la ruta turística, que me interesan tanto o más que las atracciones típicas, además no me gusta que me digan cuanto tiempo tengo que pasar en tal sitio o a que hora debo hacer la pausa para comer. Pero cuando Goulven me propuso ir a un tour para conocer un poco mejor las Highlands, pues le dije aquello de "venga vale" y por eso me pasé el miércoles pasado, subido a un autobús y haciendo más kilómetros que el Coche Fantástico, para ver algunos lugares emblemáticos.


Goulven, es un colega que vino desde Francia hace unos meses en busca de fortuna y gloria, es decir, en busca de un trabajo. Como es un chico motivado, además de currar y perfeccionar su inglés, también quiere mejorar su español (que ya habla bastante bien) y no se le ha ocurrido mejor idea que pedirme ayuda como profesor. Así que no es raro vernos por la calle, él hablándome en español y yo respondiéndole en inglés. La gente se nos queda mirando como si nos hubiéramos escapado de un psiquiátrico y yo no puedo culparles por ello.


Como decía, nos subimos al autobús con otros diez incautos y el conductor. Un escocés que responde al nombre de Alan, quien tras explicarnos las medidas de emergencia en caso de accidente, pone rumbo hacia nuestra primera parada: el Monumento Nacional William Wallace.


William Wallace es un famoso héroe escocés que luchó contra los ingleses a finales del siglo XIII. Aunque la mayoría de los extranjeros lo conocemos por la película de Braveheart,  nuestro guía nos recordó, que aunque la película pueda estar muy bien, lo del rigor histórico no es una característica propia de las producciones de Hollywood. Así, aunque Mel Gibson encarnó a un héroe rudo pero justo, en la vida real Wallace era poco menos que un psicópata, que llegó incluso a hacerse un cinturón de piel humana con la epidermis de un enemigo (no he podido contrastar si este dato es cierto o no, si alguien puede aportar luz sobre el asunto, por favor que lo diga en los comentarios).  Como quiera que fuera, en el siglo XIX, los escoceses erigieron un monumento a su memoria, en forma de torreón de arenisca, situado sobre una colina, sobre la que supuestamente nuestro héroe/psicópata se paró para ver las huestes enemigas antes de una de sus batallas.




He aquí al valeroso Wallace, observando, en gallarda pose, al ejército orco inglés.




Tras visitar el monumento volvemos al autobús y ponemos rumbo al lago Lomond.









Como podéis ver en la última foto, la Skynet 5000 (mi cámara de fotos) no sólo tiene un filtro para hacer fotos en blanco y negro, sino que además tiene otro para hacerlas en color sepia. Lo se, ahora mismo estáis pensando "el horror, el horror", a lo que yo sólo puedo contestar "Bwahahaha" (risa de villano megalomaníaco).


Cuando volvimos al autobús se produce el siguiente diálogo con nuestro guía.


Alan: Bueno, ¿os ha gustado el lago?
Pasajeros del autobús todos al unísono: Siiiiiiii.
Alan: Perfecto, ale pues vamos a nuestra siguiente visita.
Pasajero anónimo nº 1 (es que no me se su nombre): ¿Y ahora que vamos a ver? ¿Una montaña? ¿otro lago? ¿un castillo?
Alan: Una vaca.
Pasajero anónimo nº 2: ¿Cómo dices?
Alan: Una vaca.
Pasajero atónito nº 1 (no me he equivocado al escribirlo, a estas alturas todos estábamos más atónitos que anónimos): "Vaca" es un eufemismo para "paisaje escocés realmente bonito". ¿Verdad?
Alan: Pues no. Vamos a ver una vaca, de las que mugen y dan leche.




Pronto comprobamos que Alan se había equivocado, en lugar de una vaca, vimos dos vacas.






La particularidad es que estos dos ejemplares de ganado bovino, pertenecen a una raza propia de las Highlands, llamada raza highland (creo que ya he comentado en algún post anterior, que los escoceses no son famosos por su originalidad a la hora de poner nombre a las cosas).


Finalmente pusimos rumbo a un castillo (no recuerdo el nombre ahora, pero si se que se utilizó como localización en la peli de "Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores".




Aunque para ser sinceros, más que el castillo lo que me gustaron fueron los alrededores del mismo.






Por cierto que durante el trayecto entre las vacas y el castillo, pasamos por el Parque Nacional de Trossachs, que está bastante chulo, pero como no paramos ni para hacer pis, pues de eso no tengo fotos. Yo francamente me hubiera ahorrado el monumento a Wallace, las vacas y el castillo y me hubiera limitado al Lago y al Parque. Pero es lo que tiene ir en un tour, que no puedes elegir. Con todo el viaje no estuvo mal, aunque un servidor acabó hasta las narices de tanto autobús.


Seguiremos informando.

4 comentarios:

J. dijo...

Como se nota los que viajan,hasta hacen fotos de todos los colores.
J.

Ronin, Er Padawan dijo...

Menos mal que la cámara no tiene un filtro para hacer fotos fluorescentes, que si no...

KalEl el Vigilante dijo...

¿Lomond? "Loch Lomond" es la marca de whisky que se pimpla el capitán Haddock :D

Ronin, Er Padawan dijo...

Si es que al final, todo encaja. :D